domingo, 10 de agosto de 2014

Los magos arruinan la fiesta??


El miércoles fui con la familia a ver esta película:

  







































Y debo decir que me gusto, es cierto que se encuentra llena de cliches y que en vez de profundizar en el universo, lo único que se hace es presentarnos de pasada, diferentes lugares claves de la ambientación y eso es todo. Muchos chistes con referencias de las 80´s y cierto espíritu cursi que por sorprendente que parezca, no resulta excesivamente molesto. Lo logra por una nariz, “Los guardianes de la galaxia” es un filme disfrutable y recomendable para pasar un buen rato con la familia, amistades o pareja.

Ahora vamos al tema de la entrada....pero antes les presumo que me encuentro leyendo este libro:









































“El regreso de los tigres de Malasia” una novela en donde el grandioso escrito mexicano Paco Ignacio Taibo II, nos transporto a un mundo de aventuras, en donde los personajes principales son un grupo de piratas que viven aventuras, en donde la narrativa de clásicos como las “mil y una noches” se mezcla con la ideología anti-imperialista moderna. Intriga, sables, mosquetes, esclavitud, luchas por independencia de los españoles y británicos, simplemente genial !!!

Si bien la novela supera por mucho la simpleza que nos muestra “Los guardianes de la galaxia” ambas historias comparten la ausencia de un personaje dentro del grupo de personajes principales, que pueda ser clasificado como “mago”, “hechicero” o “brujo”. Dentro de ambas historias los personajes pueden entrar en contacto con personalidades u objetos dotados de una clara esencia “mágica”, pero el grupo de aventureros como tal, no tiene una forma de acceso simple a la magia.

Básicamente en ambas historias, los personajes principales son, poco mas que ladrones, guerrilleros o inadaptados. De modo que dependen de su astucia y los elementos en el ambiente para lograr salir vencedores, no cuentan con un Gandalf o Dumbledore que les pueda salvar el trasero en caso de que las cosas salgan mal.

En ambos universos, la magia es escasa, complicada de accesar e incluso fatal para quien piense utilizarla. Esta forma de tratar la hechicería, me recuerda a las películas de Simbad, que mi padre me mostraba cuando tenia entre 6 y 10 años.  

Se que no estoy diciendo nada nuevo, y que el tema a generado una división en la forma como los roleros definen la fantasía medieval. Pero en verdad siento que no se debería permitir que los magos opaquen al resto del grupo y sirvan como escusa para no pensar con cuidado sobre las formas de esquivar los diferentes peligros que se puedan colocar en una aventura.

En conclusión los magos arruinan la fiesta y me parece que cualquier ambientación sería, debería o por un lado restringir el acceso a la magia o por otro, hacer sencillo el acceso a los poderes arcanos, de modo que todos los jugadores cuenten con la opción de modificar lo establecido, evitando así la dependencia a ciertas clases o modos de jugar.

La magia no es el problema, el problema son los magos.