domingo, 28 de septiembre de 2014

Del amor a la indeferencia

Cuando se nombre al amor en un blog friki, se sabe de inmediato que se nos va platicar de algún producto que vale la pena tener, pero cuando en el mismo titulo viene la palabra indiferencia,  es momento de sentarse y leer una historia con un final gris.

La noticia de que el juego de rol Numenera va ser editado al español por Holocubierta no me emociona, el hecho de que existe una traducción de la guía del jugador del mismo juego en mi idioma tampoco me impresiona. Todo se debe a que el hype que despertó Numenera desde su campaña de kickstarter descendió con rapidez y en especial al exceso de atención que puse sobre el juego y me llevo al punto de darle la espalda.

Todo empezó con la lectura del propio manual, la cual me dejo con un tufazo a D&D bastante molesto, pero que suponía que se debía a las credenciales del autor y que seguramente al jugarlo, se llegaría a sentir como una experiencia completamente diferente. Y al principio así fue, los elementos que te brinda la ambientación permiten sumergirte en un mundo interesante, en donde es posible generar campañas que se centren en la interacción de los jugadores con el mundo.La exploración, el centro de la ambientación, muchas veces puede llevar a procesos de narración continua y eso no es malo, pero puede llegar a cansar a los jugadores.

De igual forma, el hecho de que nos encontremos en un mundo en donde casi todos los pnjs carecen de una compresión de la tecnología que dejaron las viejas civilizaciones,  hace que la forma en como las misiones se llevan, se vean reducidas a un enfoque medieval fantástico, dejando al sci-fi relegado en un cajón del cual se le ira sacando de vez en cuando, para recordar a los jugadores que están en un realidad "futurista".

Pero dejando de lado la ambientación, que cuando menos es interesante. El sistema a la larga, cansa y no se muestra a la par, del mundo que busca representar. El hecho de que existan solo tres clases, lo limita. Que a la larga todos los Focus tengan grados en donde los poderes son básicamente lo mismo, lo limita. Y que los cyphers, sean de un solo uso y realmente todos parezcan hechizos de nivel 1 a 3 de un solo uso, también...oh sorpresa, lo limita.

Me parece que para quien desee ideas interesantes que puedan servirla de inspiración. Numenera puede ser una buena opción e incluso me siento interesado en utilizar el sistema en campañas cortas. Pero la diferentes carencias que fui encontrando me llevaron a sentirme defraudado por todo el hype que despertó el juego en sus inicios.