viernes, 5 de mayo de 2017

Haciéndolo bien

Luego de pasar un tiempo tomando historias y módulos construidos para elaborar diferentes sandbox, sentí que empezaba a narrar con una buena capacidad para adaptarme y trabajar con las ideas de los jugadores y las previamente diseñadas. De modo que empece a tomar riesgos y lo que hacía con mis juegos, era simplemente tomar uno o dos módulos que sirvieran para plantear situaciones u oponentes, mientras el resto de la historia o trama la iba adaptando a las interacciones del grupo con el mundo. 


Entre mis módulos preferido para trabajar desde cero, se encuentra "A red and pleasant land", el cual es un libro que surge desde el movimiento creativo de la OSR. En el modulo se encuentra todo el material necesario para diseñar un mundo con un toque de Alicia en el país de las maravillas, vampiro y la llamada de cthulhu, ya que las criaturas en el bestiario del modulo cuentan con formas de atacar que suelen atacar la moral, el tiempo o la psique de los personajes.

De igual forma el modulo contiene una gran cantidad de cuartos en donde diversas trampas y misterios se desarrollan, así como dos castillos de ejemplo que pueden ser utilizados justo como se encuentran diseñados. Todo lo que viene en el modulo plantea un escenario de locura y pocas probabilidades de supervivencia, de modo que siempre he preferido utilizarlo con las reglas de 5a edición, para hacer menos dura la experiencia.

Realice diversas partidas al interior de los castillos, los cuales al tener ventanas y portales que llevaban a diversas conexiones, servían como excelentes escusas para integrar al sandbox otro nuevo sandbox pero ahora con una ambientación claramente alíen. Hasta la fecha sigo usando el modulo y de vez en cuando tomo un elemento al azar dentro del mismo para utilizarlo en mis partidas. 







Lo mismo sucedió con la cual considero la mejor aventura sandbox en existencia. "Better than any man" la cual planteaba un escenario de brutal guerra religiosas entre protestantes y católicos, que acontecía al mismo tiempo que una amenaza oscura se alistaba para azotar la región. He utilizado varias veces esta aventura, cambiando diferentes detalles e incluso haciendo que los jugadores de diversos grupos se conviertan en la amenaza a vencer para otros jugadores. Con este sandbox dejaba que el encuentro del grupo con las diversas situaciones creara toda la acción de la partida y el resultado fue siempre genial, ya que el modulo contaba con pnjs interesantes y motivaciones oscuras e interesantes.

Lo mas seguro es que ha futuro busque narrar de nuevo el sandbox, ya que a parte de conocer muy bien la aventura, me siento con la confianza para realizar los suficientes cambios, para hacer que aquello acontecido en juegos pasados no se repita. Lo cual demuestra la enorme capacidad del rol, para imaginar con libertad.



En el presente puedo generar un sandbox, mezclando cualquier tipo de ambientación o modulo y se que voy obtener buenos resultados. Entre mis últimas creaciones se encontró una fusión entre el anime de Naruto y una idea genérica de historia de mechas. Con el juego se pudo avanzar pocas partidas, ya que el grupo se encontraba desde hace tiempo a punto de separarse, pero con las pocas sesiones, resultaba sorprendente como de la sola interacción con los jugadores y ciertos elementos previamente construidos del mundo, se iban generando tramas y traiciones cautivadoras. 

En general prefiero el sandbox por lo mucho que permite experimentar con la estructura de un mundo, así como las reglas del sistema. Pero cuenta con la gran debilidad de que para ser bien explotado, necesita de un grupo de jugadores comprometidos que se encuentren dispuestos para hacer suyo un mundo previamente desconocido. Ya que cuando te encuentras con el grupo correcto, todos los elementos positivos del sandbox salen a relucir.

¿Qué mundos nuevos me aguardan?