miércoles, 27 de mayo de 2015

Jugadoras sensatas

Como narrador de muchas partidas centradas en el dungeoneo, por lo general suelo despreciar a los jugadores que se obsesionan con las reglas (munchkin), o a los que se creen actorcitos y no se pueden callar un solo segundo, siendo capaces de conducir a toda su party directo al abismo, por que "así es su personaje". Acabo de toparme con unas jugadoras sensatas, las cuales con su simple sentido común, generan varios retos a la partida.

La partida con mis dos amigas, inicio de forma "normal", el grupo consistió de una maga elfa llamada Opalo y una druida elfa de nombre "Luna", que tenia de acompañante un perro. Elegí el genero fantástico y seleccione el manual gratuito de Embelyon para crear los personajes, ya que por las pocas reglas que maneja me pareció la mejor opción.

La partida comenzó en una locación típica, una villa rodeada por un amplio y frondoso bosque. Las elfas se encontraban con poco efectivo y las coloque enfrente de una taberna que solicitaba ayuda para exterminar una plaga de ratas. Como no lucían muy convencidas con la oferta, decidieron buscar un sembradío para hacerlo madurar y así obtener el favor del pueblo, así como ganancias por vender los vegetales.

Para el trabajo necesitaban herramientas, así que fueron con el ropavejero del pueblo, para ver que podían conseguir. Al ir seleccionando sus herramientas de trabajo, fueron vulgarmente robadas por un ladrón y viendo que no tenían otra opción, lo persiguieron con ahincó. Lo alcanzaron hasta que llego a su guarida, la cual le condujo a una cueva que al parecer solo usaba en caso de emergencia.

Llegando a la entrada de la cueva, escucharon el grito de dolor del ladrón, de modo que dejaron que su perro acompañante explorara el lugar antes que ellas, la pobre criatura se vio rápidamente capturada por una araña gigante, con tal de evitar la muerte de su mascota. Luna entro a la batalla y junto con su compañera, lograron derrotar a la bestia, rescatando al perro y recuperando el dinero.

Ante la posibilidad de explorar la extraña cueva, ellas simplemente se miraron y abandonaron el lugar sin dar marcha atrás.  Lo mismo sucedió cuando se encontraron al interior de una casa encantada  abandonada en el bosque, ante la primera señal de magia, regresaron por sus pasos y prefirieron combatir con bestias extrañas antes que pasar un solo minuto en la casa encantada.

Deambularon durante días, con tal de poder llegar a un pueblo costero, para así poder tragar mariscos a gusto y dormir en la playa. Y solo vieron la necesidad de asaltar un templo antiguo, una vez que habían contratado mercenarios, juntado equipo de exploración y revisado libros que detallaban el trasfondo del pueblo.... de igual forma, fueron con un clérigo local, para obtener bendiciones y agua bendita por si las dudas.

Fueron de vacaciones, escaparon de peligros bizarros, y planearon cuidadosamente antes de entrar en acción. Las jugadoras sensatas, son un gran peligro.

P.D : Me encanto la partida y siento que muchos jugadores expertos tiene bastante que aprender, de mis dos amigas.

Cuídense de las jugadoras sensatas