martes, 17 de enero de 2017

Mesa Compulsiva

Hace unos días subí un vídeo al canal con una historia que se puede ver cómo perturbadora por una lado, ridícula por otro,  siempre que mantengamos cierta distancia, porque creo que al escuchar con atención nos podremos encontrar con males que no son tan lejanos.


El protagonista de la historia, es una materialización de todos los cliches de los 80´s en contra de los roleros, que por suerte no suelen llegar a niveles de horror tan épico en la mayoría de los mortales. De entre las muchas cosas que se pueden sacar del relato, me llama especial atención el elemento compulsivo que demuestra Jake.

Jake adquiere de forma enfermiza libros, jugadores, hojas de personaje y campañas. Encerrando todo su hobby dentro de las estrechas paredes de un solo título. Lo cual me lleva a recordar que no son pocos los grupos o personas que se encierran de igual forma en un solo juego, o peor aún en una edición especifica de su juego preferido.

Tanta especificidad me suena ridícula. Porque sería lo mismo a encontrarse con una persona que luego de ver, la que considera cómo la "mejor" película, pasará 10 años viendo solo esa película y ninguna otra. Mientras al mismo tiempo desprecia y se niega a ver cualquier otro filme.La replica de "solo hace lo que le gusta", se queda corta ante una actitud que resulta claramente compulsiva repetitiva y que de no ser tratada puede guiar a futuros trastornos de personalidad.

Lo cual queda en claro con Jake. Sujeto que es todo un caso. ¿Pero que hay de nosotros? ... La mayoría de los roleros, que a veces tienden a caer en esos patrones de acumulación y cierre. No lo digo cómo exageración, solo hagan un poco de memoria y estoy seguro que todo rolero que lleve más de 5 años en la escena, sabe de la existencia de unos cuantos grupos que llevan jugando la misma campaña larga o con el mismo libro por 10 años o más.

Situación que no veo cómo mala de ninguna forma, pero que si resulta cuando menos bizarra si te enteras sobre lo cerrados que puedan ser a probar cualquier otro sistema. O si comentan que llevan jugando la misma campaña larga con los mismos personajes, casi sin parar (conozco ese caso), es ahí cuando decides darte la vuelta y buscar otro grupo.

No tendría que existir problema al volvernos fan de algo y disfrutar de un hobby con pasión, suena incluso saludable. Es solo que me sorprende lo fácil que se puede llegar al umbral del fanatismo y desde ahí marchar cuesta abajo.