lunes, 23 de octubre de 2017

AW para todo...

Que se este usando Apocallypse World para todo  lo veo un tanto repetitivo, porque solo van creando "consejos" para narrar en relación a un tipo de ambientación concreta y aunque se notan ciertos cambios entre un título y otro, no siempre es así. Por cada Nahual o Dungeon World que busca brindarle un giro al sistema o que van compartiendo un tipo de ambientación sobresaliente, sale un Monster of the Week o Sombras Urbanas que a penas y cambia unos cuantos párrafos del sistema base.

Esta situación ya había pasado cuando Wizards intento que el sistema de la 3a edición de D&D se volviera la opción global para cualquier título rolero y aunque en su momento, la intentona de Wizards fue duramente criticada por intentar homogeneizar al rol. En la actualidad no me encuentro con demasiadas críticas a la misma moda que van generando títulos como AW, FATE o Savage Worlds, que a pesar de no contar con un aparato empresarial tan grande como el de Wizards, van logrado transformar al rol en una nación tripartidista.

Y esta situación me resulta molesta, porque impide un mayor jugueteo por parte de los diseñadores en relación a los sistemas. Y aunque es cierto que la mayoría de los sistemas tienen un fuerte dejo de D20 o BRP, muchos si logran crear sistemas con un tipo de identidad propia, lo cual permite apreciar como los diferentes estilos de juego se van combinando.

Es cierto que puede resultar una tarea aterradora generar un sistema propio y que si te encuentras una propuesta genérica que encaja al perfecto con tu ambientación, te facilitas mucho la vida, al sumar tú propuesta con un sistema ya existente. Pero si se queda en lo "bueno por conocido", sin duda se podrá aportar una ambientación nueva al hobby, pero se pierda la oportunidad de juguetear con los engranes que mueven a la maquinaría rolera.


Pero al final, acepto que este fenómeno es inevitable dentro del mundo creativo. Sale "Rayuela" ...y como cien escritores quieren hacer lo mismo. Tiene éxito la nueva de Batman y entonces se la pasan haciendo docenas de películas de supe-héroes...y así con todo. El éxito resulto atrayente.