martes, 4 de octubre de 2016

Rol a la mexicana

Desde hace tiempo busco elementos mitológicos o históricos que puedan ayudar a englobar la cultura mexicana, ya que me encuentro interesado en diseñar un juego de rol que tenga una ambientación conectada con la idiosincrasia del mexicano.


Es por eso que propuestas como el juego Nahual basado en la obra de Clement me encantan, ya que engloban esa carencia en la escena rolera nacional, de tener juegos que tengan ese claro sentimiento de ser propios, de ser de aquí mero

Pero bueno, Nahual es solo una manera de explorar lo mexicano y es desde una perspectiva moderna con elementos de juego de vigilantes muy al estilo de Watchmen o Batman, acompañado del elemento cultural del Nahual así como de la duda existencial que se mantiene en los corazones de muchos mestizos. Nahual es una propuesta narrativa y ácida la cual deseo ver pronto en tapa dura.

auch!!

Aparte del enfoque ya comentado, quisiera construir una ambientación con un toque fantástico pero alejado de los clichés con los que ciertos títulos de rol encierran la cultura mesoamericana, en donde todo se centra en oro, templos malditos y güeras a punto de ser sacrificadas.


La cultura Azteca o Maya no son de mi interés, ya que son actualmente tan alienígenas para mi persona como para un extranjero y no se debe a que les reduzca su importancia histórica, mas bien, es la aceptación de un pasado que de tan lejano se ha vuelto ajeno y que por lo complejo que resulta, no me brinda comodidad manejar un tema a modo de juego, cuando en realidad el tema es profundo y pertenece a las comunidades que mantienen su herencia comunitaria.

relax güera

Y de momento lo que encuentro en mi cultura, que capta mi atención y me da una pista sobre el tipo de libro que deseo diseñar, es Posada y sus calacas, las cuales nos muestran una realidad bizarra pero casada con lo popular, el aprecio por su litografía me hace regresar a pensar en la tierra de los muertos (el Mictlán) como un lugar de magia y misterio. Tengo que seguir pensando y observando, pero siento que por este sendero me voy a colar.