lunes, 10 de abril de 2017

Mil variantes de una simple aventura


La aventura dungeonera  B2 The keep on the borderlands se público en 1979 y por lo tanto se encuentra entre las primeras aventuras que acompañaron el surgimiento de D&D. El modulo capturo la atención de los roleros por décadas al contener un pequeño sandbox en donde diversas razas de monstruos combatían entre ellas así como contra el grupo de jugadores en una región del mundo, en donde si los aventureros quería sobrevivir tendrían que hacer uso de las alianzas y no solo de la fuerza bruta para surgir victoriosos. 

Mi encuentro con el modulo fue hasta el año 2012 cuando con el título de Caves of Chaos, al clásico modulo B2 le toco acompañar el test de reglas de la quinta edición de D&D. Y una vez que termine de leer el modulo, explote la aventura sin parar, cómo vil director de películas pornos, no dejaba de repetir la aventura generando pequeños cambios en pnjs, criaturas o tesoros. Aveces me iba al punto de mezclar la aventura con módulos de Lamentations of the Flame Princess, de modo que cuando el grupo llegaba a donde debería encontrarse la  campana del caos, se hallaban de frente con un monolito que les transportaba a una dimensión alíen o con alguna criatura demoníaca que los mataba de forma automática si no contestaban  sus acertijos.

ups

Con el modulo B2 pase tantos buenos, como malos momentos. Ya que al poner a los jugadores en un posición de mercenarios que son vistos cómo héroes por limpiar una región entera de cientos de criaturas, los jugadores muchas veces terminaban por sacar su peor lado, a veces el más ingenioso y en otras ocasiones una extraña mezcla de los dos.

Pocas veces llegue a terminar la aventura con un grupo, ya que casi siempre terminaban peleándose los jugadores o dejaban de llegar a la partida luego de unas cuantas sesiones.  Pero cuando el grupo lograba desterrar la influencia del caos en la región, siempre se quedaba el deseo de seguir subiendo en las montañas, como si esperaran que hubiera otra mente maestra detrás de todo lo acontecido. 

Lo que quiero decir es que el modulo es excelente y por la simpleza del argumento que maneja, le recomiendo a cualquier narrador novato darle una buena revisada y narrar el modulo ya sea con D&D o con algún otro sistema en donde el contexto del modulo encaje. Exploten esta mina de oro hasta dejarla seca.