sábado, 5 de mayo de 2018

El problema de querer definir el rol



Es una tendencia de los tiempos que estamos viviendo, el clasificar de forma aventurada y presurosa todo lo que nuestros sentidos perciben, colocando casi sin pensar  alguna etiqueta especifica a cualquier cosa o situación que nos encontremos. Al tratar con objetos o ciertos fenómenos naturales, resulta sencillo que millones de personas nos pongamos de acuerdo en relación a la etiqueta, pero cuando tratamos con el arte y sus múltiples propuestas, lo normal es caer en desacuerdos y batallas campales, por el solo hecho de querer definir una etiqueta o significado especifico, sin siquiera ser capaces de quedar de acuerdo sobre lo que significan los conceptos, situación que desde ya...hace imposible cualquier debate.

Pasa con muchos temas más importantes y relevantes para la sociedad, pero este es un blog centrado en el rol.

El rol no a sido bien etiquetado

Para empezar, existen espacios académicos en donde ni siquiera se a definido si el rol es arte. Como podrán observar que se menciona en este vídeo.


Y sin embargo, a pesar de las dudas que se plantean en los espacios de estudio académico, resulta común encontrarse al hijo de la vecina y a su prima hablando sobre la "esencia" de rol y las formas "correctas" de narrar una partida cuando en realidad solo se están compartiendo las experiencias de una persona que sin duda pueden ser valiosas, pero que no son sinónimos de la "verdadera" naturaleza del rol.

La gran parte de los roleros o personalidades del hobby, advierten que lo que dicen y comparte son simplemente sus experiencias, pero igual existen otros personas con mayores pretensiones como Ron Edwards  el cual genero la teoría que a llevado a que gran parte de los juegos de rol se clasifiquen en narrativos, gamistas y simulacionistas. Aunque muchos roleros (y me incluyo) usaban esos conceptos sin tener mucha idea sobre lo que significaban para su creador, es claro que el proceso que impulso Edwards llevo a fortalecer las diferencias que existían entre los diferentes juegos de rol, por cuestiones que muy seguido se escapaban de la lógica. 

Hace una semanas el pintor Zack S. crítico de forma muy extensa los artículos de Ron Edwards que llevaron a fundar la teoría GNS, señalando una enorme cantidad de inconsistencias académicas y errores lógicos de ideas que por mucho tiempo se han percibido como el fundamento de varios títulos que se han venido definiendo como narrativos. El ejercicio reflexivo de Zack es muy interesante y le invito a quien sepa ingles a que le brinde una tranquila revisada. Por mi parte, me podré a comentar sobre el tema en varias entradas y vídeos, para compartirles las diferentes observaciones que el tema me a brindado. 

Vale la pena revisar las entradas (aunque son algo largas y tediosas), porque en lo personal me a servido para reflexionar sobre el rol desde un punto de vista teórico.  Lo cual me resulta muy interesante, porque nos brinda la imagen de un hobby joven, extraño y que se resiste aún a ser etiquetado.