martes, 11 de noviembre de 2014

Día 11 - Las editoriales de rol...

Funcionan de forma similar a las editoriales que lidian con los grandes y pequeños escritores, de los diferentes géneros literarios existentes.  Ya que cuentan con encargados de revisión, maquetación, distribución,  y marketing, con la pequeña diferencia de que una editorial rolera necesita contar con el respaldo de varios artistas gráficas, ya que se a creado una tradición, en donde se espera que los libros de rol cuenten con un número significativo de ilustraciones, con el motivo de brindar un elemento de inmersión al lector.

Las editoriales de rol, son básicamente de tres tipos: comerciales, independientes y artesanales.  Las comerciales movilizan y generan grandes títulos que se distribuyen por cientos de miles, como en el caso de Wizards con el afamado D&D. Y por lo general, observo que son las editoriales que toman menos riesgos y que generan las ambientaciones y proyectos que serán del agrado de la mayoría, de igual forma son las editoriales comerciales las que cuentan con la capacidad de atraer a nuevos roleros mediante partidas de introducción o eventos especializados.


La editoriales de rol independientes, son básicamente el medio por el cual los roleros gringos relacionados con la OSR o los juegos indies han logrado sacar a publicación sus juegos de rol, muchas veces arriesgándose la estabilidad económica de los propios autores , con tal de que el juego logre terminar en los estantes de unos cuantos negocios. Es dentro de las editoriales independientes, en donde los títulos extravagantes, bizarros, experimentales o incómodos puede ser comunes de modo que las considero de mayor valor que sus congéneres comerciales.  Juegos como FATE han logrado convertir editoriales independientes, en propuestas comerciales de gran tamaño, que van poco a poco, pisando  los talones a grandes como Fantasy Fligth Games o Wizards of the Coast.


Las editoriales de tipo artesanal son mis favoritas,  y tú eres una de las compañías que existen, ya que cualquier rolero con un medio para escribir y unas cuantas hojas puede hacer su propia editorial de tipo artesanal. De hecho los primeros títulos del hobby salieron gracias al uso de la impresión clásica o de la maquina de escribir, generándose así pequeños folletos con imágenes, reglas y mundos fantásticos que a la larga evolucionaron en el formato de core book, que actualmente conocemos. 

En los tiempos actuales, el modelo artesanal es mi preferido, ya que se cuentan con una gran cantidad de herramientas que permiten presentar documentos interesantes con costos bajos, sin embargo se encuentra menospreciado por una escena rolera que se deja llevar por lomos gruesos, hojas de opalina imágenes a todo color, y texto innecesario que se coloco solo para llenar un libro de entre 300 a 500 páginas.

Pero no importa, por qué la escena artesanal, seguirá con vida, mientras queden roleros con iniciativa y creatividad, sin duda los otros dos modelos editoriales son vitales para una difusión masiva del rol, pero me alegra saber que aun que FFG o Wizard caigan en la bancarrota, solo se necesita de una cartulina doblada y un par de hojas para seguir creando material novedoso e interesante. No se asusten, el rol no puede morir y esos es gracias a hojas en blanco mal engrapadas.