lunes, 17 de noviembre de 2014

Día 18 - ¿Les pides deberes a tus jugadores entre partidas?

De nuevo, tengo que dividir lo que hago en relación a dos ambientes. El mundo virtual y el presencial.

-Mesa de juego

Ok, con los jugadores que me a tocado conocer soy muy laxo, ya que en raras ocasiones logro participar en una partida que dure mas de una sola sesión. Aun que suelo solicitar...

-Puntualidad

La puntualidad es algo básico, pero vivo en un país en donde no es bien apreciada y suele ser común que una persona llegue de 30 minutos hasta 1 hora y cacho tarde. Esta situación incluso se repite en los ambientes laborales,  pero no hay nada que hacer al respecto, es una costumbre molesta a la que hay que adaptarse.

-Atención durante la partida

Me irrita que las personas no puedan guardar sus celulares, sin embargo he llegado al punto de aceptarlo...Son los tiempos de las redes sociales y de estar conectado todo el tiempo, así que me aguanto y en lo que todos toman un momento para revisar su cochino aparato. Me pongo a checar el facebook con la laptop.

-Continuar la partida

Esta es realmente mi única demanda, y curiosamente aun que varios grupos parecen disfrutar y emocionarse a lo largo de la cesión, por razones que no entiendo, a muchos no les cabe en la cabeza, que esto del rol....es algo de toda la vida.


-Roll20

En roll20 me sucede algo curioso, ya que he llegado a colocar en las partidas que promuevo, una sección concreto donde explico los lineamientos de la partida, muchos de ellos muy explícitos, y que se centran en la puntualidad, y forma en la se piensa jugar (chat, voz, etc..) . Al final da lo mismo, todo lo que afecta el comportamiento es ignorado y solo se toma en cuenta las limitaciones de los personajes, las cuales coloco siempre para ahuyentar a ciertos jugadores. 

Por otro lado, ya que una partida se encuentra instalada y se han tenido varias cesiones, solicito a los jugadores al final de cada cesión  me platiquen sobre los detalles que les gustaría mejorar sobre la partida y en general sobre los planes a futuro de sus personajes, de modo que pueda darme una idea de como va la partida.

Mientras vengan a jugar bien comidos y con la hoja de personaje ordenada, yo me doy por satisfecho.