miércoles, 13 de diciembre de 2017

Día 13 - Videojuegos Inspiradores



Para no hablar siempre de las mismas influencias, uno de los videojuegos que mayor inspiración me ha brindado para poder narrar juegos de terror o de tono escabroso es "Silent Hill 2" (SH2), título del genero survival horror centrado en los pasos que toma un hombre devastado por la muerte de su mujer, el tipo debe recorrer un pueblo abandonado infestado de monstruos con la intención de volver a encontrarse a su mujer, la cual a pesar de estar muerta busca la forma de atraer y guiar a su esposo a través de varios edificios del pueblo fantasma de Silent Hill.

La historia  de SH2 ya es deprimente y gris desde el principio, en la ciudad se encuentran diferentes personajes que parecen cargar culpas inmensas que no les permiten abandonar la ciudad y aunque el trama que se desenvuelve resulta llamativo, lo que realmente me inspira del título es la estética del título.

Calles grises llenas de nieblas, sonidos de fantasmas agresivos que salen de la nada y no generan otra situación, criaturas bizarras que te observan sin  la posibilidad de que te puedan tocar, ángulos  de cámara que generan un cierto vértigo, monstruos llenos de simbolismo, música emblemática y de tono fúnebre. Son esos elementos los que me inspiran a narrar de  cierta forma, para intentar brindar a los jugadores un aire de abandono.

Hacer que los personajes se sientan solos y expuesto a peligros que no pueden comprender, es uno de mis objetivos principales cuando narro una partida de terror. Para hacerlo he tenido en cuenta mi experiencia con SH2, de modo que puede trasmitir elementos del juego para colocarlos en el mundo que me encuentro narrando.


Si el jugador queda confundido o extrañado, considero que la partida resulto un éxito.