miércoles, 6 de diciembre de 2017

Día 6 - Compromisos de Narrador

Como narrador uno de los compromisos más fuertes que busco mantener al jugar una partida de rol, se centra en brindar una amplia libertad de acción a los jugadores, de modo que no se tengan que sentir obligados a seguir una trama especifica o lineal si no tienen ganas de ello. Por un lado si dedico parte de mi esfuerzo en generar una aventura y definir un cierto número de situaciones, lugares y pnjs listos para interactuar con los personajes pero al mismo tiempo no me cierro a la gran posibilidad de que los jugadores decidan hacer otras cosas y  sobre eso, no tengo problema alguno.

El chiste para narrar con libertad, se centra en aprender a manejar y moldear el material ya creado para adaptarlo según los actos de los personajes. De modo que si ya tienes encuentros aleatorios, pnjs o secciones de calabozos previamente generados, estos no se van a quedar en el tintero, solo se trata de agarrar los elementos de ese material fabricado con anterioridad y adaptarlo a las nuevas situaciones que vallan generando los pjs. 

No tengo problemas con el deseo de los personajes por salirse de los bordes del mapa o hacer acciones completamente inesperadas, pero lo que no dejo que suceda, son situaciones o acciones que vallan a generar situaciones desagradables en el grupo de juego. Cuando un solo jugador quiere ir en contra del resto de la mesa, cuando ciertas actitudes se ponen demasiado ácidas o cuando es claro que el jugador quiere arruinar la partida. Ese es el momento donde para todo y busco aclarar las cosas, para ver si aun es posible salvar la partida.

Lo feo es que ciertas situaciones o estilos de juego, hacen imposible la convivencia. Esto me hace reconocer que no es posible jugar una buena partida con todos los grupos existentes, cada jugador necesita buscar con atención un grupo en donde se encuentre cómodo de modo que sea posible ser parte del juego sin estar generando tensiones innecesarias.

Y tal vez eso sea lo complicado de plataformas como roll20, en donde no sabes quien te va tocar y como en otro tipo de plataformas de internet, hay que arriesgarse y navegar entre un mar de personas incompatibles hasta que finalmente encuentres el grupo al cual te adecuas....y ahora sí, con el grupo adecuado a jugar con libertad y respeto.