domingo, 3 de diciembre de 2017

Día 3 - Experiencia por interpretación

Buena escena !! .... no, yo no entrego inspiración

Ni en D&D ni en la mayoría de los juegos suelo usar las mecánicas que entregan experiencia por la presencia del jugador en la partida o por el hecho de que este roleando "bien". Y no lo hago, porque considero que no debe existir una recompensa por el simple hecho de jugar el juego.

Agradezco de todo corazón cuando un jugador apasionado busca que todo el grupo se sumerja en el mundo y en general disfruto cuando se adentran en la piel de su personaje y mediante acentos y actuación quieren dotar a su faceta imaginaria de una personalidad única. Todo eso es genial, pero yo no lo exijo y a mi parecer cada jugador debe encontrar la forma de jugar que le resulte más cómoda siempre que no entre en actitudes que le hagan entrar en conflicto con los demás miembros de la mesa de juego.

Y no exijo una forma especifica de rolear, ni la refuerzo al momento de jugar, porque entiendo que las personas somos diferentes y no todos tenemos la misma forma de interpretar a un personaje. Obligar o crear mecanismos para que los jugadores puedan rolear "mejor", no me gusta porque cuando me han tocado narradores que te obligan a rolear de cierta forma, lo único que sucede es que te molestas de que existan narradores que no se bastan con manejar al mundo, también quieren controlar la forma en como el personaje debe narrar.

En esta situación lo dejo simple, "lo que es del narrador es del narrador, y lo que es del jugador es del jugador" .... así que a rolear como se quiera, siempre y cuando no termine en peleas que dejen a los dados volando por los aires.