martes, 5 de diciembre de 2017

Día 5 - El metajuego

El metajuego en el rol se suele definir como el acto de hacer uso de lo que conoce el jugador, para beneficio del personaje. Y se le suele ver de forma negativa ya que rompe con la inmersión del personaje en el mundo de juego, de forma similar a cuando en una caricatura los protagonistas rompen con la cuarta pared. Chocar contra la cámara, hablar de frente con el espectador  o reconocer que la física o características del mundo son las de una caricatura, son todos ejemplos de un tipo de quiebre de la cuarta pared.


Se suele esperar que el jugador no utilice la información que conoce el, pero que su jugador no tendría posibilidad de saber dentro del contexto de juego. Un ejemplo simple, sería el momento en donde el narrador saque diferentes figuras de una caja y las valla colocando sobre la mesa, miniaturas de orcos, esqueletos y un hechicero, tan solo con observar las figuras el jugador tiene una idea de los peligros a los que se ira enfrentando su personaje y entonces como un buen rolero su personaje debe seguirse comportando como si no supiera nada al respecto. Irse a comprar una maza para lastimar mejor a los esqueletos o andar por los cuartos con el doble de cautela, sería hacer uso del metajuego, el jugador dentro de esa visión, debe tener la capacidad de separar a su persona del personaje.


Mmmmm....separa jugador y pj....mmmmmm


Pero en verdad, no creo que sea posible exigirle al jugador que como actor nordico post-Dogma 95 se encuentre vaciado de su propio ego para asumir a la totalidad el papel del personaje, puede que esa visión resulte valiosa en el cine o teatro, pero para el rol, esto no sirve e incluso puede ser absurdo el estar exigiendo de forma constante que el jugador no utilice lo que sabe en beneficio del personaje.

En la mayoría de los juegos de rol, la división no es real, el personaje no es mas que una simple marioneta del jugador y esto esta bien, porque se trata de un juego y hablar de una inmersión completa es un tanto absurdo, porque al reconocer que estamos jugando, se esta admitiendo que todo es una especie de caricatura y aunque existan momentos complejos y dramáticos en la partida, eso no quita que tan solo estas teniendo una conversación creativa con un grupo de amigos.

Comprendo que puedan existir llamados de atención cuando un jugador se la pasa cambiando sus estrategias en relación a lo que sabe de antemano o en el peor de los casos a la previa lectura de la aventura. Pero para este tipo de situaciones se encuentra el azar y la creatividad, de modo que las cosas siempre cambien y no sea posible prever los resultados de una partida.

El metajuego más que una molestia o algo con lo que se tenga que lidiar, en realidad es solo una parte más de los muchos elementos que forma parte de una partida de rol, no es un elemento separado, es un concepto que es parte de la experiencia rolera.